Estas son las características más importantes en materia de seguridad y salud en el trabajo según lo estipulado por el decreto 1072 de 2015

  • Universal: Se aplica a todos aquellos que vinculen fuerza humana en la ejecución de una labor en su beneficio, sin importar el tipo de relación jurídica

 

  • Obligatorio: Todos los empleadores del sector privado y público deben tener uno. En prevención de materia de

accidentes y enfermedades laborales y de “ salud ocupacional ”, hace las veces del reglamento interno de trabajo

  • Estructurado: supone etapas de desarrollo

 

  • Permanente: Todas las personas deben tener uno mientras tengan trabajadores a su cargo

 

  • Integrado: como instrumento de política y de acción que permite la ejecución de material de prevención, se encuentra articulado con la totalidad del sistema general de riesgos laborales

 

  • Ser adecuado a las condiciones, tamaños y características del empleador o contratante: El sistema que se adopte debe ser congruente con las especificidades de cada unidad económica

 

  • Ser liderado por el empleador o contratante: es el encargado de su diseño, estructuración e implementación, en forma permanente

 

  • Ser participativo: Los principales actores pueden intervenir. El ministerio de trabajo, los trabajadores y la ARL

 

  • ser movido por el principio de mejora continua: busca en todo momento perfeccionar las condiciones de trabajo

 

  • ser medible: Se deben diseñar diferentes mecanismos de recolección de información para que los encargados de desarrollar las acciones de mejora puedan realizar los ajustes necesarios.

 

  • Busca definir y aplicar una política y una estrategia para el control eficaz de los peligros y los riesgos del trabajo.

 

La fuente del riesgo está en la  actividad no en la naturaleza jurídica del vínculo contractual.